La Guerra Nuestra. Relatos cruzados

29/02/2016

pueba 2 cubierta lgn

Portada realizada con el editor de Createspace por Julio Antonio García López

Casi nos lo planteamos como un ejercicio: cinco relatos escritos en primera persona, en los cuales los personajes se cruzaran de alguna manera. Arduo, pero muy divertido.

Hay una maestra de las marismas, una niña de La Línea junto con su familia, unos montañeses de la Serranía de Ronda, un soldado vasco y una especie de religioso psicópata. El marco geográfico, aunque más centrado en Andalucía, recorre parte de la península y un poco más allá. Las historias de unos acarician o chocan con las de otros, unas veces de manera más directa y otras tangencialmente.

Dije arduo porque hubo que escribir, ver dónde podían coincidir los relatos, reescribir, negociar, aclarar, arriesgar, escribir otra vez y corregir, corregir y corregir. Pero el resultado merece la pena.

Y ha sido muy divertido porque en realidad no ha dejado de ser un juego lo que nos habíamos planteado, además de un reto que ninguno pudimos obviar. Se lo recomiendo a todo el mundo. No solo a nivel de ejercicio de literatura creativa, sino por lo que representa  el enriquecimiento personal que conlleva transitar el proyecto de una obra conjunta, frente a la cual todos los artistas son iguales pese al abismo que en ocasiones puede existir entre sus sensibilidades, y llegar a culminarla sin dejarse la amistad por el camino.

Publicado en Amazon, tanto en papel como en libro electrónico, elegimos esta plataforma por la inmediatez y porque las editoriales tradicionales no están en su mejor momento… pero esa es otra historia.

“La realidad os alcanzará inexorable en este amanecer, vuestro sueño está a punto de acabar. Abandonad cualquier ilusión vespertina y rezad para redimiros. Con la revolución ha comenzado un nuevo día en nuestra Nación. La verdad está aquí, una realidad que descompondrá vuestros sueños y hará de España: Una, Grande y Libre.

Amenazar y torturar a veces es efectivo, pero el dato se extrae mejor con un soborno, o la simple promesa de este. Luego solo queda deshacerse del individuo y recuperar el “oro”. Ese oro huérfano lo depositas en  la Banca Commerciale Italiana de Nueva York en Gibraltar a la espera de que acabe el conflicto. Son retribuciones que más tarde utilizaré para continuar con el mandato de Dios.”

banner createspace

Banner kindle

Share Button

2 pensamientos en “La Guerra Nuestra. Relatos cruzados

    1. julio Autor

      Ha sido fácil trabajar con escritores que saben lo que quieren y a los que no les da miedo meterse en la boca del lobo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.